¿Quién paga el colchón de un piso en alquiler?

1 Comentario

¡Antes de que no puedas dormir, es mejor acordar! 

¡Quién diría que el sitio de descanso puede ocasionar inconvenientes en un piso en alquiler! ¿Has estado en esta situación? Conocer los daños del inmueble que corren por tu cuenta es un punto que debería establecerse en el contrato, si es posible. Quizá parezca descabellado o rompa con las cláusulas tradicionales del documento, pero hacerlo te evitaría situaciones incómodas. 

¡No tengas pesadillas por culpa de un colchón! Aunque te provoque tirarlo por el balcón –al colchón, no al inquilino– y terminar con la incomodidad que le produce a tu huésped, lo más sensato es evaluar la razón por la que él reclama la reposición de una cama en buen estado o por la que se niega a pagarlo. Pero, ¿cómo y cuándo tomar medidas al respecto? Sigue leyendo…  

¿Hasta qué punto puedes cubrir las garantías de un piso en alquiler? 

– Lo primero es ser consciente de las condiciones en las que entregaste el colchón, tal vez con algunas fotografías de respaldo y apuntarlo en un inventario, que sería ideal anexar al contrato del piso en alquiler y que ambos (el inquilino y tú) manejen esta información.  

– Si has instalado en la habitación un somier en mal estado o un colchón que se despide de su vida útil, porque ya alcanzó los resortes y desapareció las espumaciones, entonces, como propietario, debes cambiar la cama. Esta situación se sale de las manos del ocupante y es tu deber ofrecerle las mejores condiciones para su estancia. 

– Por otro lado, es posible que el inquilino no le haya dado el uso adecuado a la cama y que el colchón o la base se deterioraran bajo su responsabilidad. De ser así, tienes que aclararle al ocupante que es su deber reponer el colchón de tu apartamento en alquiler o, de lo contrario, tendrías que tomar cartas en el asunto. 

El descuido de los colchones en un piso en alquiler puede ser una razón de ruptura en la sana convivencia con tu ocupante y hasta podría traer consigo un reclamo vía burofax, por ello te recomendamos actuar de manera preventiva y responsable.  

La responsabilidad y el compromiso de un piso en alquiler van de la mano. 

Hay averías que como dueño del piso en alquiler te competen, irremediablemente, y que no deben reflejarse en el pago mensual. Por ejemplo, la reparación de un grifo o cisterna que presente fugas; el atasco de inodoros, bañeras o fregaderos (dependiendo del motivo), o la reparación del calentador de agua son gastos que debes asumir, pero en lo que respecta a daños accidentales o por mal uso, deberá correr por cuenta del inquilino.

Aunque, ¿cómo zafarte de estos dolores de cabeza? Es mejor sentirte libre de preocupaciones y comunicarte desde el principio con una agencia de bienes raíces que incluya un seguro de Responsabilidad Civil en el contrato. Así es como SwiftFlats se encarga de velar por los daños del inmueble, mantener el piso en alquiler en óptimas condiciones y hacerle seguimiento a su cuidado. ¡Prevé las incidencias desde que publicitas tu piso! ¡Asegúrate con SwiftFlats

¡Con SwiftFlats olvídate de las pesadillas por el descuido de tus bienes! Si quieres optimizar las condiciones de tu apartamento en alquiler y hallar al mejor inquilino, busca la asesoría de un equipo de expertos, busca a SwiftFlats. 

Entrada anterior
¿Qué debe tener un apartamento en Bilbao para ser atractivo a los inquilinos?
Entrada siguiente
¡Espera, Claudio! ¡Aún queda una alternativa para destacar tu piso!

1 Comentario. Dejar nuevo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar

Menú