¡Espera, Claudio! ¡Aún queda una alternativa para destacar tu piso!

Era una carrera del Grand Prix.

Estaba precipitado por alquilar un piso e irse de vacaciones, sin embargo, el error fue usar estrategias que hicieran desaparecer la rapidez de su objetivo. Era como si su piso se colocara “la capa de invisibilidad” frente a las miles de opciones en la red. Entre tanto buscar encontró un par de técnicas para que su piso sobresaliera ante la competencia, aquí inició la carrera por el Grand Prix de Claudio. Quizás ese día la fortuna estaba a su favor.

La suerte del piso en alquiler.

Claudio se atrevió a transformar su publicación, tras comentarios y lecturas en internet. Si, bien, modificó la descripción de su piso en el anuncio, aprovechó cada ventaja de la localización y de las características físicas del apartamento para resaltar cuán beneficioso era vivir ahí. De la misma forma, cogió su móvil y mejoró los ángulos e iluminación para la nueva muestra fotográfica de su propiedad en Bilbao. 

Algún amigo le aconsejó que considerara bajar el precio que tenía pautado a su piso y, pese a que en ese momento hizo caso omiso, ¡tomó la sugerencia más tarde! Caminó por el barrio todo el día y cuando obtuvo una estimación de precios, modificó el valor de su vivienda. Así, la cuestión comenzó a mejorar en la misma medida que Claudio afinaba detalles. Sin embargo, la última decisión fue el detonante del alquiler inmediato del piso. Cuando ocurrió, él estaba incrédulo y arrepentido por haber perdido tanto tiempo…

La llamada por un piso “desértico”.

Era un asunto de posicionamiento lo que hacía falta. Claudio, en medio del desierto de inquilinos para el piso, vislumbró una bandera púrpura que, digamos “ondeaba” virtualmente, era el anuncio de una oficina inmobiliaria. En esa publicación, la agencia destacaba su capacidad de alquilar un piso en menos de 15 días. Aún desconfiado, el hombre contrató el servicio, tal vez para medir el alcance o para burlar esa probabilidad. 

Una llamada del asesor de SwiftFlats fue el inicio del verano para Claudio. “¡Hemos encontrado al inquilino para su piso!”, dijo. Apenas habían pasado 10 días de la contratación, estaba incrédulo. De igual modo, asumió que, sin una asesoría correcta, aún con todo el esfuerzo, no habría logrado su cometido. ¡Al fin consolidó el alquiler del apartamento en Bilbao!  

Aquel banderín púrpura era SwiftFlats, una agencia inmobiliaria en Bilbao. Esta compañía ha escalado en el mercado de bienes raíces gracias a la facilidad y rapidez para alquilar pisos en Madrid, San Sebastián o en la capital de Bizkaia. Son conocedores del terreno inmobiliario, así como de los mecanismos para destacar y posicionar las propiedades en la web. ¡Haz como Claudio y coge tus vacaciones! En SwiftFlats asumimos todo lo que te preocupa —claro, en materia inmobiliaria—. ¡Tu tranquilidad va por la casa! 

Respira profundo, no entres en pánico. ¡Entra en SwiftFlats y contáctanos! La soledad en tu piso está a punto de caducar.